Mar Rojo: Existe una vida más barata, pero no es vida

Como algunos sabéis, del 16 al 23 de Abril los de Buceo Bucanero, junto con los centros BalkySub y Planeta Azul, nos fuimos de incursión al Mar Rojo, en busca de arrecifes de coral y algunos de los mejores pecios de la zona norte. No encontramos oro, pero de allí volvimos con tesoros aún mayores.

Existe una vida más barata, pero no es vidaHa sido un viaje increíble, de cabo a rabo. Desde el minuto 1 que pusimos nuestras botas en el Aeropuerto de Adolfo-Suárez Madrid-Majaras hasta el instante que dejamos el barco el último día (porque a partir de ahí la mayoría optamos por planchar la oreja).  Las inmersiones, una pasada. No hay ni una inmersión que no valiera la pena hacer, no hay ningún momento que pudieras considerar tiempo desperdiciado. Cada una tenía algo especial que la hacía única y por la que valía la pena mojar el neopreno (en el buen sentido). El trato de la tripulación, impecable. Siempre atentos, con una sonrisa en la boca y con ganas de bromear y echar unas risas. Supieron darnos ese trato profesional y a la vez familiar que tanto valoramos.  Y en cuanto a la comida, exquisita. Nos hinchamos a comer, y comimos muy bien. Que si crepes para desayunar, que si zumos o fruta cortada para merendar, que si un te caliente al salir de la nocturna.. Incluso nos hicieron una tarta de despedida.  Menos mal que allí con el buceo quemábamos todo eso, porque lo mismo nos tocaba facturar a alguno a la vuelta.

En unos días (o semanas, que los piratas nos tomamos todo con mucha calma) publicaré la crónica del viaje, con información detallada de lo que hicimos cada día, el registro de inmersiones, las fotos seleccionadas, etc… También estoy trabajando en los vídeos resumen (porque van a ser varios, ya os lo voy adelantando), pero son 70GB de material y va para largo. Así que paciencia camaradas, paciencia…

Desde aquí, quiero aprovechar para agradecer en nombre de Buceo Bucanero:

  • A Balky, por hacer posible este viaje, porque ha salido todo bordado, por el buen rollo generado. Eres un tío grande. Te mereces ir en la zodiac 1.
  • A Elena, por aguantar nuestras payasadas y pillerías, por tu infinita paciencia a la hora de dar los briefings. Por enseñarnos que la corriente puede disminuir, aumentar o quedarse igual. Pero en definitiva, por hacer de este viaje tan increíble.
  • To Mohammed, for being for what we needed both on and off the water, and also for being complicit in our plots. It was a pleasure meeting you and we hope to see you in the next trip. You’re an special man too, but don’t forget that you owe us a briefing in spanish.
  • To the Golden Dolphin Crew: Each of us left a piece of himself with you. Thank you so much for looking after us, feed us and help us, always with a smile on your face. We won’t forget you, guys…
  • Al resto de participantes del viaje por aportar, cada uno a su modo, el buen rollito que vivimos esos días. Nos lo hemos pasado en grande con vosotros, y esperamos reencontrarnos con vosotros en el azul. Eso si, os echábamos de menos en la ronda nocturna de cubatas  :P.
  • A mi tripulación, por tener el privilegio de compartir este viaje con vosotros, porque lo hacéis único. ¡Brindad compañeros, Yo-Ho!

Sin duda existe una vida más barata, pero no es vida. Y de eso te das cuenta después de pegarte siete días en el Mar Rojo, buceando en sus aguas, compartiendo buenos ratos entre camaradas, navegando en un barco tan jodidamente épico y con una tripulación aún mejor.

Se echa y se os echa de menos a todos, cabrones.

Capitán

Capitán

Buceador desde 2012, Rescue Diver en la actualidad y en formación para Divemaster. Casado con el mar, enamorado de los pecios, amante del vídeo subacuático.

2 comentarios:

  1. Saludos desde Zaragoza, el viaje al mar rojo fue tal y como dices impresionante, tanto por el lugar como por la gente. Por mi parte era la primera vez que hacia un viaje así que espero que sea uno de muchos. Me encanto conoceos a todos, deseando ver esos vídeos y fotos, y por supuesto coincidir en la próxima. Un saludo y abrazo a todos. Miguel

¡Arrr! ¡Déjanos tu mensaje en una botella!